La Hipnosis en mi Consultorio

Cuando inicio un tratamiento, primero hago un anamesis, o sea, las preguntas generales al paciente, donde debemos tener un marco de referencia sobre los gustos, temores, virtudes que así exprese el paciente, sus defectos, o sencillamente establecemos una conversación tranquila, sin apuros, donde el paciente pueda observar que estoy realmente interesada en su necesidad, pienso que esta “Puerta” es una especial oportunidad para lograr hacer contacto efectivo con el paciente, me ayuda a conocer más su personalidad y lo más importante.
Dar al paciente la sensación que el procedimiento no tiene nada de misterioso, sino todo lo contrario, es una herramienta que ayudará a enfrentar mejor su condición existente que así desee modificar. (Esta previa conversación, trato de desarrollarla en un espacio entre, un mínimo de 5 minutos a un máximo de 15 minutos)
Es también de especial interés, poder contar con un documento de consentimiento que debe firmar el paciente. Aplicó esto en mis consultas ya que el documento representa de forma confiable qué tipo de tratamiento tendrá el paciente, con qué fin será aplicada la Hipnosis y  sobre todo, es una forma física de demostrar que nuestros procedimientos son seguros y confiables.
La firma del documento de consentimiento es tema es muy importante, ya que demuestra seriedad de parte de mi aporte para tratar su miedo a través de la sugestión que iré insertando en el paciente. El paciente firma el consentimiento  e iniciamos el respectivo proceso.
Continue Reading