hipnoterapia-cancer-mama La hipnoterapia después de la cirugía de cáncer de mama está recomendada

Es muy necesario hacer sesiones de hipnosis para mejorar la autoestima, estas sesiones de hipnoterapia pueden ser individuales o en grupo. En mujeres que han sufrido la cirugía por cáncer mama, la hipnosis mejora sensiblemente su recuperación y calidad de vida.

Está comprobado que la hipnoterapia permite bajar el umbral del dolor

La hipnosis también mejora la percepción de la paciente con respecto a la enfermedad, al cansancio y al malestar que sienten las mujeres operadas de cáncer de mama, durante la quimioterapia.

Un estudio realizado en Estados Unidos en 2006 comprobó que la hipnoterapia ha ayudado a bajar la ansiedad y el dolor durante la biopsia para el cáncer de mama

¿Por qué la hipnosis se debe recomendar en el cáncer de mama?

Porque la hipnosis o hipnoterapia guiada permite una relajación profunda y concentración intensa. Las sugestiones deben centrase en la mejoría y la curación.

La hipnosis consigue centrar la atención y lograr un estado elevado de conciencia que vulgarmente se le llama trance. Pero en realidad es un estado de atención focalizado de la persona en el objetivo de sanación y superación de la enfermedad de cáncer de mama.

Las mujeres manifiestan que están tan concentradas, en lo que el psicólogo o hipnoterapeuta les dice, que en ese estado no oyen nada, de lo que pasa alrededor. En estado de hipnosis la persona se siente como temporalmente bloqueada o ignora todos los estímulos externos.

Por tanto y para concluir diré que la hipnosis es un estado natural, en el que una persona puede se centran su atención, y con la ayuda de un hipnoterapeuta entrenado, conseguir está más optimista y feliz en el período de recuperación de la cirugía de cáncer mama y de la quimioterapia.